diumenge, 19 de setembre de 2010

              Carta de un hijo a todos los padres del mundo.

1 comentari:

Anònim ha dit...

Se nos educó para formarnos, para estudiar duro, para competir y llegar a ser excelentes profesionales sin que nadie nos regalase nada. Nuestros padres nos alentaban para ello. Sus manos callosas, la mirada ausente, el cuerpo exhausto tras cada jornada, fueron el mejor testimonio que podían darnos para que luchásemos por una vida mejor, por una vida en la que ser útiles a la sociedad nos recompensaría. Muchas fueron las dificultades, muchos los gastos que cubrir, tremendo el tiempo invertido en nuestros estudios universitarios, masters, cursos de idiomas, diplomas, prácticas sin remuneración, certificaciones, carnés de conducción. Sin embargo hemos sido traicionados. No por nuestros padres que nos aconsejaban lo que ellos creían mejor para nosotros. No por el estudio que tanta satisfacción personal nos reportó. Sino por aquellos que copan los puestos claves de la pirámide social española. Nos tratan como a carne prescindible ofreciéndonos temporalidad, sueldos miserables e interminables jornadas laborables inconciliables con la vida familiar. Nos llaman "acomodados", pero no podemos comprar una vivienda o vivir de alquiler. Nos llaman "mileuristas", pero muchos no llegamos siquiera a cobrar 1000€ brutos al mes. Nos llaman "poco preparados", cuando ellos son los que ocupan puestos que sobrepasan a sus capacidades. Nos temen. Dependen de nuestro talento y en el momento que nos rebelemos tendremos la sartén por el mango.El 29,yo si voy a la huelga.

Drets d'imatge















Tota la informació continguda en aquest blog és de domini públic,és d'elaboració pròpia o s'ha obtingut de la xarxa lliurement i no s'usa amb fins lucratius ni comercials. Si hagués algun element que estigués protegit per drets d'autor o d'imatge i no desitges que aparegui aquí, ens ho comuniques i serà eliminat.









Gràcies!!